“Bienvenido a mi morada, entra libremente por tu propia voluntad. Y deja parte de la felicidad que traes”

Esta cita de Drácula, de Bram Stoker, resume bastante bien la filosofía de este pequeño espacio. La mía propia. Quién se esconde tras estas líneas es una aprendiz del arte de vivir. Alguien que escribe versos que se mueren. Que busca el placer de las pequeñas cosas. Acompáñame a divagar en este desván donde guardo mis lecturas, un poco de pensamiento y muchas obsesiones.

Anuncios